La mayoría de los nuevos escritores cristianos no llega a publicar nunca

Según un sondeo de la casa publicadora Christian Editing, solo 3 de cada 100 nuevos escritores cristianos logra publicar un libro. Pero solo 1 de cada 100 alcanza lectores más allá de su círculo de amigos.

 

Solo tres de cada cien escritores cristianos logra publicar su libro, concluyó un estudio comparativo de Christian Editing Publishing House, entidad que se relaciona con cientos de autores en todo el mundo a través de concursos literarios y programas de publicación.

Tres de cada cien es una proporción bastante favorable si se aprecia desde una perspectiva histórica, donde las posibilidades de difusión de los contenidos en la actualidad se han diversificado y hasta abaratado, informó Christian Editing.

Es sabido que un libro no es un libro hasta que no cumple las funciones para las que se creó, es decir, hasta que el texto no se hace público, y es leído. La gran mayoría de los nuevos escritores no sabe qué hacer para que su texto llegue a este punto.

Las razones por la que algunos textos terminan siendo publicados son pocos conocidas. Y menos conocidas aún son las causas del éxito de un libro. Christian Editing ha investigado las características más comunes de un texto que finalmente se convierte en un libro de relativo éxito, y ha elaborado una lista de preguntas, asegurando que si un autor soporta el embate de las mismas, pudiera estar entre los elegidos.

DIEZ PUNTOS A TENER EN CUENTA
¿Es usted un escritor pasional o uno ocasional? Un libro puede ser un medio o un fin en sí mismo. Los escritores de ficción, por ejemplo, están entre los escritores que llamaremos “pasionales”, introvertidos, amantes de la belleza literaria y que escriben sin pensar mucho en el futuro de su obra. Por lo general tienen una idea poco realista de la producción y difusión editorial y son los que más fracasan en el intento de de ver publicada su obra, a menos que haya una extraordinaria calidad literaria y una decisiva y perseverante vocación. Un escritor ocasional, en cambio, piensa su libro con un propósito predeterminado. Generalmente es un profesional, un conferenciante, un estudioso o un ministro religioso con una plataforma de seguidores, en que su fuerte no es precisamente escribir, pero tiene su público, sabe lo que quiere y lo que desea lograr con su texto. Este último, sin dudas, tendrá mayores posibilidades.

¿Es usted vanidoso o un atrevido? Aunque su obra sea banal e intrascendente, el que escribe por vanidad hará todo lo posible por ver publicada su obra, solo por presumir de ella. Los atrevidos, generalmente por ignorancia, subestiman la envergadura de la producción literaria y su excelencia, son superficiales y tienden a hacer el ridículo. Estos últimos quieren resultados fáciles y rápidos. En busca de un golpe de suerte, bombardean a las editoriales con textos triviales que casi siempre son desechados. Ambos casos tendrán poco o ningún éxito verdadero.

¿Sabe si su tema ‘caliente’ pronto será ‘fiambre’? Los argumentos de su libro no necesariamente tienen que ser únicos, ni siquiera novedosos, pero sí diferentes y aportar algo distinto o adicional a lo que ya está publicado. Investigue y lea todo o lo más difundido sobre los asuntos que quiere abordar en su libro, y parta de ahí. Proyéctese mejor en satisfacer intereses universales o informativos de largo plazo. Muchos argumentos son modas pasajeras de una industria editorial bien engrasada, y para cuando usted termine y salga a la palestra, por ejemplo, con su historia de vampiros, su libro será, como se dice en el argot periodístico, un “fiambre”.

¿Se puso bajo el fuego de opiniones honestas? Si no desea engañarse, someta su texto o parte de él al criterio de varias opiniones independientes y desinteresadas, evitando en lo posible a los aduladores. Para ello solicite la opinión de amigos que no solo le digan que está bueno o malo, sino que le expliquen también sus porqués. No intente en esta etapa impresionar con un diseño bonito, más bien trate de someterles un buen texto. (Eso sí, si no quiere desalentar a muchos, ponga cuidado en la ortografía).

¿Tiene una idea clara del camino que le falta? Tenga en cuenta que un libro es un producto donde el texto es sólo uno de sus componentes, si bien el más importante. El proceso editorial posterior al texto abarca varias disciplinas y pasos que el autor no tiene por qué dominar, pero sí conocer de manera general para tener una idea clara del camino a recorrer. Una vez escrito y antes de pasar a imprenta, su texto debe cumplir con las etapas de corrección, diseño, arte de las portadas y revisión de pruebas. Si quiere que su libro lo tomen en serio, no trate de obviar, subestimar o resolver por su cuenta alguna de estas estaciones del camino. Permita que un especialista o una editorial que brinda estos servicios se ocupen de todo ese trabajo complementario.

¿Conoce las opciones de publicación de hoy en día? La globalización ha hecho que los autores perciban a las grandes editoriales como sus metas innegables. Sin embargo, las editoriales comerciales de hoy tienen una particular dinámica que deja de lado a nuevos o desconocidos escritores; mientras que por otro lado la industria del libro evoluciona hacia la diversificación de soportes de contenido digitales más económicos y otras maneras efectivas para permitir a los autores autopublicarse o sumir parte de los costos de producción  En la conquista de los lectores, no se trata de todo o nada. Empiece considerando desde las pequeñas editoriales locales hasta la posibilidad de publicar su texto en un libro electrónico descargable (ebooks). Considere también acudir a servicios editoriales profesionales, como los de Christian Editing.

¿Tiene un Plan B? Todos los caminos conducen a Roma, o por lo menos varios de ellos. No se paralice con solo un plan de publicación en mente. Tenga un Plan B… y hasta un Plan C. Si como sucede con la gran mayoría de los casos, no tiene la manera de que una editorial tradicional considere publicar su libro (Plan A), tenga en cuenta la publicación a sus propias expensas, una modalidad en rápido crecimiento y que se considera una parte vibrante de la industria editorial de hoy. La mejor opción en este caso es acercarse a una empresa editorial que ofrezca paquetes de publicación confiables, de calidad profesional y con algunas opciones de marketing. Desconfíe de softwares o alternativas tipo “hágalo todo usted mismo”, pues por lo general obtendrá un producto de muy baja calidad.

¿Posee una plataforma de lanzamiento? Lamentablemente, hoy en día el tema y la calidad de la literatura venden pocos libros. Las editoriales comerciales confían en que sea la popularidad de los autores su mejor agente publicitario. En cualquier caso, sea que publique con una gran editorial o por su cuenta, el alcance de difusión de su libro depende de la plataforma que lo secunde. Si es un desconocido, el camino hacia las estanterías será todavía más empinado, pero tenga de consuelo que, según las estadísticas, con su segundo libro le irá mejor en este sentido, además de que le será más fácil y rentable.

¿Tiene motivaciones económicas realistas? Los autores con más probabilidades de ser publicados son aquellos que esperan pocos dividendos provenientes de su obra. No porque eventualmente no los obtengan, si no porque son más realistas. Sepa que, por lo general, las primeras ediciones de autores dan pérdidas, pues es alta la inversión que se hace y pocos los libros que se venden.

¿De qué tamaño es su fe? Si usted, que es el mejor amigo de sí mismo, no está satisfecho de su obra, y no cree en ella como algo digno de tomar riesgos, ¿cómo piensa que un editor o un lector deban hacerlo? A pesar de las dificultades, si la fe que tiene en su libro es al menos del tamaño de un grano de mostaza, es decir, si tiene el convencimiento de que se trata de un esfuerzo legítimo, sin dudas podrá moverlo hacia el éxito.

Vea aquí las opciones de publicación que ofrece Christian Editing Publishing House.

3 Responses to "La mayoría de los nuevos escritores cristianos no llega a publicar nunca"

  1. Michelle Valentín · Edit

    Dios me ha llamado a escribir mi testimonio,toda la vida me ha apasionado la lectura y escribir diarios,pensamientos,etc.Pero necesito ayuda pues no se como comenzar…alguien que me pueda ayudar???? Dios les bendiga

    Reply
  2. Bendiciones a todos:

    Hace un tiempo me comunique con ustedes pues queria saber que hacer para publicar un libro. Soy pastora junto con mi esposo por mucho tiempo y he escrito un libro motivacional e inspiracional para las mujeres con respaldo biblico. Veo que cambiaron las reglas de publicar y quiero enviar mi libro para que pase por su escrutinio. Tengo dudas de que si hay que hacer el indice y ponerle numeracion a las paginas pues entiendo que todo eso va a cambiar. Ademas quisiera saber si hay que escribir un numero determinado de palabras.
    Ya he terminado y solo tengo esas dudas pues lo demas me lo aclararon las preguntas mas frecuentes.

    Queda de uds agradecida, Pastora Ana M. Arias

    Reply
  3. Muy edificador vuestras orientaciones…Dios mediante, espero editar y publicar mi manuscrito, que para mi es de interés para que la fe no muera en aquellas mujeres que han pasado por pruebas difíciles y hombres también que han sido más que vencedores. Dios los bendiga a todos por editar y publicar libros cristianos.
    Un abrazo

    Reply

Post Comment