El portazo en la nariz

La mayoría de las editoriales, incluyendo las cristianas en español, tienen la política de no leer manuscritos o propuestas de libros que no hayan ellas solicitado. Pero los escritores inéditos, apretando su sueño debajo del brazo, insisten, envían correos electrónicos…